Iñaki Williams y toda la plantilla del Athletic Club de Bilbao han lanzado un ultimátum contra los insultos racistas que se escuchan en los campos de fútbol y que el delantero rojiblanco sufrió directamente durante el partido contra el Espanyol disputado en el RCDE Stadium.

El atacante, hijo de padres ghaneses, fue tajante en el avance del programa ‘Universo Valdano’ de Movistar+: “Si se vuelve a repetir, contaré con el apoyo de mucha gente. Sé que mis compañeros habrían salido del campo conmigo”.

Williams advierte que “lo he hablado con ellos y la próxima saldremos del campo, aunque nos lo den por perdido. Nos daría exactamente igual porque sería un puñetazo contra el racismo”.

El ‘9’ del Athletic considera que “en pleno siglo XXI es algo que no debe permitir” porque “da igual el color de la piel, la raza o el sexo. No tiene que permitirse ninguna vejación” contra nadie.