Es uno de los capitanes del equipo y no suele dejarse cosas por decir. Rodrigo Moreno acabó el partido desolado. Ya lo mostró públicamente en la grada de La Cerámica y ayer en los micrófonos de Movistar Plus dejó muy claro que el equipo anímicamente esta triturado. “Estanos en un momento complicado. Ya desde antes del parón. El día del Levante nos penalizó. Ha sido una semana convulsa y complicada. El segundo gol nos afectó mucho. Sabemos del cansancio y de la mala situación anímica”.

El delantero no encuentra una explicación a lo que les está ocurriendo. “Es complicado explicar lo que pasa. No estamos actuando de la mejor manera que podemos. La secuencia de partidos no te da tiempo a respirar. Teníamos mucha ilusión, pero las cosas no se dieron. Tenemos que intentar reaccionar en los cinco partidos que quedan. Tenenos que pensar en ganar todos los partidos. Una victoria nos ayudaría en la confianza. Estar entre los cuatro primeros es prácticamente imposible. Hay que centrarse en cosas objetivas y reales”.

Por último, Rodrigo quiso quitar responsabilidad al nuevo entrenador. “Ni Voro, ni Guardiola, ni Ferguson lo pueden arreglar en un día. Ha intentado hacer un pequeño recordatorio de lo que hacíamos con el entrenador anterior del anterior (Marcelino), pero las cosas no han salido”.