El Fluminense se proclamó este miércoles campeón de la Copa Río, segunda fase del Campeonato Carioca, al derrotar en los penaltis (3-2) al Flamengo después de que ambos equipos empataran 1-1 en el tiempo reglamentario.

Con este resultado, el ‘Flu’ accedió a la final del Campeonato Carioca, en la que se medirá de nuevo y a doble partido precisamente ante su rival de esta noche en el Maracaná, pues el equipo “rubro-negro” fue vencedor de la primera fase del torneo, la Copa Guanabara.

La final vino precedida de una cruenta batalla judicial entre ambos equipos por los derechos de transmisión del encuentro en la que hubo cruce de comunicados y descalificativos entre las directivas.

Sobre el césped, el cuadro dirigido por el portugués Jorge Jesus mostró una imagen bastante alejada del poderío que le llevó a ser el ganador de la Liga brasileña y la Copa Libertadores de 2019.

Fluminense se adelantó en el minuto 37 en un saque de falta desde el flanco izquierdo que desvió con la cabeza Marcos Paulo y remató hasta el fondo de la red, también con la testa, el lateral derecho Gilberto.

Flamengo volvió mejor en la segunda mitad, pero solo devolvió las tablas al marcador en el minuto 76 en un centro del lateral Filipe Luís que cabeceó el atacante Pedro, exjugador del Fluminense y quien había entrado tan solo unos minutos antes al campo en sustitución del uruguayo Giorgian De Arrascaeta.

En la tanda de penaltis, Nene, Hudson y Fernando Pacheco anotaron para el Fluminense, mientras que Dodi y Michel Araújo desperdiciaron su oportunidad.

Peor le fue al Flamengo, pues solo marcaron Gabriel Barbosa ‘Gabigol’ y Pedro por los errores de Leo Pereira, que mandó el balón fuera, y Willian Arao y Rafinha, cuyos lanzamientos los paró el portero Muriel.