Este mercado de verano se avecina poco dado al derroche en la mayoría de los clubes europeos. Ningún equipo tiene pensado llevar a cabo operaciones de alta alcurnia en unos tiempos llenos de incógnitas. Por ello, las secretarias técnicas están trabajando a pleno rendimiento para intentar encontrar jugadores buenos, bonitos y baratos. En esta línea va la información que publica el diario alemán ‘Bild’, que asegura que el Atlético de Madrid y el Sevilla persiguen un mismo objetivo: Jean-Philippe Mateta.

Este delantero de 23 años y 1,92 metros pertenece al Mainz 05 teutón y esta ha sido su segunda temporada en el club. Llegó procedente del Olympique de Lyon en el verano de 2018 por ocho millones de euros y, hasta el momento, ha jugado 54 partidos, marcando 17 goles y dando cuatro asistencias a sus compañeros. Esta campaña apenas ha jugado 18 partidos por una lesión de menisco que le impidió participar las primeras 14 jornadas del campeonato germano. Por ello, sus números no son muy llamativos: tres goles y una asistencia en 1056 minutos. Sin embargo, una muestra de su nivel es que, en su debut en la Bundesliga, jugó 36 partidos entre Liga y Copa, anotando 14 tantos y repartiendo tres pasee de gol.

Mateta es internacional con Francia en categorías inferiores y también posee la nacionalidad congoleña. Tiene contrato con el Mainz 05 hasta 2023, tras ampliarlo la temporada pasada y, según la web especializada Transfermarktsu valor de mercado es de 17,5 millones de euros, por lo que su posible traspaso no debería ser muy elevado. Se trata de un delantero que puede complementar a los arietes rojiblancos, Morata y Diego Costa, y ayudar a que el Atlético aumente sus cifras goleadoras de cara a la temporada que viene. Entre ambos puntas han totalizado esta campaña 21 tantos (16 Morata y cinco Costa), una cantidad baja para un equipo que quiere aspirar a todos los títulos a nivel nacional e internacional.