Víctor Mollejo ha cerrado este miércoles su etapa en el Deportivo, que aún podría tener que enfrentarse al Fuenlabrada en el partido suspendido de la última jornada de LaLiga SmartBank, y ha animado a una ciudad y un equipo que han descendido a Segunda B a la espera de lo que se determine en los despachos.

“Llegó el momento más duro para mí. Es el día de despedirme de un club y una afición que me han hecho sentir como en casa. Quería dar las gracias al Deportivo por permitirme conocer un club grande, pasional, único, en definitiva, un club de Primera”, publicó en sus redes sociales.

En su mensaje, se acordó de la afición con la que congenió esta temporada, la del descenso de un equipo que lleva 40 años en el fútbol profesional. “Quería dar las gracias a toda la afición, gracias deportivistas de corazón por todo el cariño que me habéis dado durante el año, realmente me sentí muy querido por vosotros y eso es lo más bonito que le puede pasar a un futbolista”, sostuvo.

Al Dépor y A Coruña, el jugador cedido por el Atlético de Madrid les envió un mensaje de aliento. “Esta ciudad se va a levantar y va a empujar al club ante las adversidades como siempre hizo para que vuelva al lugar que le pertenece, y ahí estaré yo empujando como un coruñés y deportivista más”, señaló.