La parte azul y negra del Giuseppe Meazza vive un momento agridulce, siendo la intensidad de ambos, agrio y dulce, de lo más fuerte. La parte más agradable llega gracias a un Scudetto para…